Historia del yacimiento arqueológico Valencia la Vella

La Urbanización VALENCIA LA VELLA debe su nombre al yacimiento arqueológico que se halla a unos 3 km. de RIBARROJA en dirección a Manises, y al que se accede desde la carretera que une ambas poblaciones por un camino asfaltado, no muy bien señalizado.

Se trata de un asentamiento fortificado romano, que ocupaba un estratégico emplazamiento entre la ribera derecha del río Turia y el Barranc de Cabrassa, controlando esta zona del río y el acceso por él a la ciudad de Valencia desde el interior.

Se desconoce si fue una población permanente o, lo que parece más probable, un importante campamento militar. Con posterioridad sería abandonado, aunque aún pudo estar en uso durante la época visigótica.

A pesar que que hoy en día sólo quedan vestigios semiocultos por la vegetación del paraje, debió tener cierta importancia en su momento y disfrutar de una larga ocupación. Las escasas fuentes que lo nombran lo describen rodeado por murallas y torres, con construcciones auxiliares y otras dependencias.

De todo ello sólo quedan vestigios a nivel arqueológico, aunque pueden apreciarse todavía algunos lienzos del amurallamiento y los basamentos de lo que debieron ser sus torres.

Con la reciente declaración de estos parajes como Parque Natural, la Coordinadora en Defensa de los Bosques Mediterráneos reivindica que se realicen estudios y excavaciones que saquen a la luz el valor patrimonial que encierra el yacimiento o al menos se frene su deterioro y su expolio.

VALENCIA LA VELLA RIBARROJA VALENCIA